cuanto cobrar por mis servicios
Emprender

FREELANCE: ¿CUÁNTO COBRAR POR MIS SERVICIOS?

Una de las mayores dudas de los freelancers y trabajadores independientes es no saber cuánto cobrar por sus servicios. Muchas veces por darle mucho o poco valor a lo que hacen.

Trabajar de forma independiente se diferencia, entre otras cosas de trabajar en relación de dependencia, porque con un empleo se sabe casi con exactitud cuánto vamos a cobrar a fin de mes.
Sabemos que siempre determinado día del mes, vamos a contar con nuestro ingreso fijo y podemos destinarlo así a pagar servicios, alquiler, tarjeta de crédito, gastos varios, ahorro, etc.

Cuando decidimos trabajar freelance o de forma independiente dejamos atrás muchas estructuras, y también por supuesto, el ingreso fijo mensual.

¿Eso es bueno? Depende.
Por un lado no tenemos el techo de ganar $X por mes, si no que podemos cobrar más por un servicio si le damos valor agregado, pero a la vez dependemos de la volatilidad de los proyectos para contar con ingresos.

El precio por lo que hacemos lo ponemos nosotros, de acuerdo a lo que vale lo que ofrecemos. Pero la gran pregunta siempre es.. ¿Cuánto cobro?

El proceso para calcular el costo de nuestro servicio es fácil, pero requiere un poco de organización extra.

 

PASOS PARA CALCULAR EL PRECIO DE VENTA DE TU PRODUCTO / SERVICIO

  1. Si tenemos servicios estandarizados, es decir que son similares para varios clientes, podemos establecer un costo fijo para un modelo de características determinadas. Es decir, si por ejemplo tu proyecto se basa en diseñar sitios web, podemos tener planes para sitios corporativos,  landing page o tienda online. Así que sabemos que hacer una tienda online siempre nos va a llevar aproximadamente el mismo tiempo, tendremos el mismo costo, por lo cual podremos cobrar lo mismo.
  2. Para saber cuánto tiempo nos lleva una tarea sin acudir a la percepción, que a veces puede ser muy engañosa, existen algunos tips muy útiles. Los “time trackers” son herramientas de seguimiento, algunos pagos pero otros gratuitos como CLOCKIFY que hasta tienen extensiones para agregar a Google Chrome. Lo único que hay que hacer es poner Play cuando se empieza una tarea y pausarlo al terminar. Podés incluso ponerle nombre a las tareas y usar esa referencia luego para cuantificar el tiempo de cada tarea y sumadas, llegar al tiempo total del proyecto.
  3. El tiempo invertido no siempre es lo único que ponemos en el servicio, también nos puede demandar materiales o incluso puede haber gastos de transporte. Continuando con el ejemplo del sitio web podría ser el hosting y el dominio, podemos tener gastos de papel y hasta los impuestos que pagamos por facturar.
  4. Una vez que tenemos identificados todos los costos asociados, podemos decir cuánto nos cuesta crear el “producto final”. Nos resta saber cuánto cobran otras personas o empresas por hacer trabajos similares. Y a partir de ahí comparar y decidir cuánto querés ganar. Si tu propuesta en relación a la del resto tiene más valor agregado, podes superar su precio. Si te querés identificar por tener un precio competitivo, podés cobrar menos y eliminar características que no sean indispensables.

 

Cuando ya tengas el precio de tu producto definido, ya podés empezar a ofrecer tu producto o servicio de una forma más general y masiva,  porque  ya tenes valores de referencia. Sólo resta posicionarte en las búsquedas, y hacer crecer tu negocio.

Si algún cliente te pide algo extra, ya sabes lo que hay que hacer: una estimación del tiempo y materiales que consume ese agregado y sumarlo a tu presupuesto inicial.

Te invito a que visites la sección de cursos, tenemos capacitaciones relacionadas con este tema que te pueden ser de mucha utilidad.

Si querés más información sobre este tema, suscribite para recibir novedades o contactanos!

 

 

 

3 Comentarios