separar tus finanzas personales y comerciales
Emprender

Separar tus finanzas personales de las comerciales

Es muy común entre los emprendedores y trabajadores freelance, que muchas veces se complique separar las finanzas personales de las comerciales. Por más que esto te pueda sonar innecesario en primera instancia, resulta casi imprescindible lograr separarlas. No sólo por una cuestión legal, sino porque puede ser dañino para tu emprendimiento.

Administración personal

Empecemos por definir lo que comúnmente llamamos finanzas personales. Este término está enteramente ligado a la gestión del dinero doméstico o familiar, tanto de los ingresos como de los gastos.

Te recomiendo leer el post Finanzas Personales: Cómo tomar el control de tu economía

Se suele postergar el hecho de planificar las finanzas personales, y desde mi punto de vista, esto es un gran error. Muchas veces realizamos gastos innecesarios o ni siquiera sabemos en qué gastamos el dinero.

Tener las cuentas bien organizadas, nos va a permitir poder lidiar con deudas, gastos, ahorros, vacaciones y cualquier otro objetivo que tengamos, sin que eso se aun dolor de cabeza.

Cuando los gastos personales se empiezan a mezclar con tu emprendimiento, ya no sabemos si el negocio está siendo rentable o si nosotros lo estamos financiando.

Es clave que separar tus finanzas personales de las comerciales, ya que la independencia de las mismas es la forma en que podemos mantenerlas ordenadas, no sólo para un control propio si no por un tema legal e impositivo; que requiere que podamos demostrar de dónde provienen los ingresos y gastos de cada uno.

Finanzas comerciales

Si recién estás comenzando con tu proyecto o simplemente sentís que hay muchas cosas en tu día a día que podrías mejorar, me gustaría regalarte el ebook que escribí para emprendedores y freelancers. Es una guía con las herramientas básicas para que puedas organizar tu negocio o proyecto. Es totalmente gratis y podes descárgalo aquí.

Cuando no sos experto en finanzas, lo que menos analizas, son los números. ¡ERROR!

¿O acaso el objetivo de tener tu propio emprendimiento o trabajar freelance no es vivir de eso? Poder vivir BIEN de eso, generar los ingresos suficientes para poder decir que tener un negocio exitoso y no estar pensando constantemente si llegas a fin de mes.

Por lo general, es un poco tabú decir que hacemos las cosas por dinero. Pero no estamos vendiendo el alma. Estamos vendiendo nuestro tiempo, y eso sí tiene un precio. Por lo cual es clave que si queremos vivir de nuestro emprendimiento o proyecto independiente, le prestemos un poco de atención a los números.

Para poder saber si tu proyecto es rentable, es importante poder separar tus finanzas personales de las comerciales. Esto es imprescindible, porque si se mezclan tus gastos familiares con los empresariales, ya no podremos identificar los costos o gastos relacionados con el giro del negocio. Y probablemente esto se convierta en una mala gestión de tus recursos.

¿Querés que tu negocio genere dinero? Entonces prestale atención a los números.

Es cierto que puedes no saber cómo hacerlo o simplemente no tener tiempo suficiente, en ese caso te invito a leer mis posts sobre el tema y a que estes atento a los cursos que lanzamos sobre el tema.

Claves para separar tus finanzas personales de las comerciales

Ahora que ya sabes por qué es importante separar tus finanzas personales de las comerciales, te voy a dar algunas recomendaciones útiles para que puedas aplicarlas y ver resultados:

#1     Registro.
Es importante para tu emprendimiento que puedas llevar un registro tanto de las ventas como de los gastos que vas realizando. Esto es muy útil para poder conocer la rentabilidad y el flujo de fondos de tu proyecto. Saber cuánto dinero tengo y cuánto necesito para gestionar el negocio.

#2     Cuentas bancarias separadas.
Es clave que puedas usar una cuenta bancaria para cobranzas y pagos de tu negocio y otra diferente para temas personales. Esto facilita mucho la separación, sobre todo hoy en día que las entidades financieras revisan mucho los movimientos de empresas y personas. Es clave poder justificar y separar los movimientos de cada una.

#3     Pagate un sueldo.

Si, un sueldo por tu propio trabajo. Si todavía te cuesta saber cuánto vale tu trabajo, te ayudo a resolver tu duda de una manera simple: ¿Cuánto le tendrías que pagar a alguien para que haga tu trabajo, si un mes no puedes trabajar? ESE ES TU SUELDO, luego aparte podrás tener las ganancias que se generen, pero eso viene con el tiempo.
Podría ayudarte leer mi artículo de ¿Cuánto vale mi tiempo?

#4     Reservas.
Usa las ganancias o utilidad que genera tu negocio para generar una reserva o un colchón de emergencia para eventualidades y para reinvertir. La inversión es la clave del crecimiento.

#5     Presupuesto.
Realiza un presupuesto de las ventas, gastos, pagos, ingresos y todos los movimientos de tu proyecto, para poder anticiparte y estar listo para enfrentar lo que viene.

Si querés más información sobre este tema, suscribite para recibir novedades o contactanos!