Finanzas personales: cómo tomar el control de tu economía

https://bit.ly/2zI3Mon

Las finanzas personales, al igual que las de tu emprendimiento o las de cualquier empresa, requieren atención. Dejar librado al azar el destino de tu economía muchas veces puede traer dolores de cabeza por desconocer la situación actual.

Pero como todo en la vida, no nos damos cuenta que existe un problema hasta que afecta algo a lo que le ponemos atención.  Cuando se nos dificulta llegar a fin de mes, cuando aumentan las deudas, cuando la tarjeta de crédito explota, etc.

 

PUNTO DE PARTIDA

Para empezar a recomponer las finanzas personales y tomar el control de nuestra economía, lo primero que tenemos que hacer es tomar conciencia de la situación en la que nos encontramos.

Lo ideal es preparar un listado que contenga todas nuestras disponibilidades como ser el dinero en las cuentas bancarias, los ahorros, el efectivo; también las deudas: desde préstamos hasta las cuotas de la tarjeta de crédito.

Lo más importante para reparar nuestras finanzas personales es saber qué es lo que está mal, así que es primordial contar con un estado actualizado y realista de tu situación.

 

PROYECCIÓN

Una vez que contamos con el estado de situación actual, que las empresas llaman balance de situación patrimonial, necesitamos hacer estimaciones lo mas reales posibles de los ingresos, egresos y gastos,

Esto es lo que en el mundo corporativo se llama BUDGET. Una estimación lo más certera posible mes por mes de lo que creemos que van a ser los movimientos financieros.

¿Qué hace falta tener en cuenta

Ingresos

Estimar mes por mes cuánto creemos que vamos a recibir ya sea por sueldo, honorarios, ayuda escolar, etc.

Gastos fijos

Listar los gastos que sabemos que se repiten mensualmente o de forma bimestral con su importe aproximado.

Gastos variables

Agregar también los gastos que sabemos que no se realizan todos los meses o de forma periódica pero que eventualmente deben realizarse.

Pagos de deuda

Es importante tomar en cuenta también los venciemientos de pagos de préstamos o creditos a mediano y largo plazo.

 

OBJETIVOS

Una vez que ya conocemos la situación actual y tenemos proyectado un futuro inmediato, podemos definir, de acuerdo a las posibilidades de cada uno, los objetivos.

El hecho de llevar un control de las finanzas personales hace que podamos acercarnos de a poco a lograr los objetivos por los cuales trabajamos. De forma que, si tenemos un control sobre nuestra economía, se haga un poco más simple llegar a cumplir nuestras metas. Que nuestro dinero trabaje para nosotros, y no nosotros para él.

Nuestros objetivos pueden ser muchos. Van a depender de las necesidades, ganas, gustos y decisiones de cada uno. Algunos pueden ser:

  • Ahorrar
    • Para un viaje
    • Para tu retiro
    • Para pagar la universidad de tus hijos
    • Para mudarte a un lugar más grande
    • Para tener un fondo de emergencia, etc.
  • Pagar deudas
  • Eliminar gastos innecesarios


Sea cual sea tu objetivo, lo importante es que lo tengas claro y presente.

 

PLAN DE ACCIÓN

Cuando ya sabemos QUÉ es lo que queremos lograr, es mucho más fácil organizar el CÓMO. No sólo en lo que tiene que ver con finanzas personales.

Tenemos que tener en cuenta que este proceso de evaluación y cambio de nuestra economía no es algo que se haga en dos días. Consideremos que venimos viviendo de esta forma por un determinado tiempo, y que hacer un cambio drástico puede llegar a ser molesto y hasta doloroso. Por lo que es mejor analizar bien la situación y proceder de a poco.

De acuerdo al objetivo que hayamos definido, el plan de acción puede variar. Pero en todos los casos hay un común denominador: necesitamos ser organizados para cambiar las cosas, si no, va a seguir siento todo como antes.

Cualquiera sea nuestro objetivo, en finanzas personales es crucial llevar un registro de ingresos y gastos. Esto nos va a ayudar a delinear el presupuesto con el que contamos, y de ser necesario, decidir que gastos ya no podemos seguir soportando, cuáles queremos seguir realizando, cuáles son inevitables y cuáles vamos a eliminar.
Esto lo podemos hacer clasificando los gastos que listamos en el BUDGET, y ajustando el presupuesto de acuerdo a cómo creemos que vamos a poder adaptar nuestra estructura de consumo.

Lo ideal es ir revisando y actualizando el proyectado de ingresos y gastos, para poder tener una visión siempre realista de nuestra situación económica y financiera,

Esos gastos que eliminemos nos van a dar el margen de ahorro o pago de deuda que podamos soportar. Cuanto mayor sea tu capacidad de ahorro, más rápido vas a lograr tu objetivo.

 

INMOVILIZACIÓN

Durante todo el camino que nos lleva ahorrar para el proyecto que tengamos, podemos llegar a tener cierta cantidad de dinero inmovilizado.

En nuestras finanzas personales, esto puede no llegar a ser demasiado significativo si lo comparamos con grandes empresas con capitales enormes.

Existe la posibilidad de invertir ese dinero para que genere algún tipo de renta mientras aún no tenemos pensado utilizarlo, ya sea mucho o poco tiempo. Todo depende de la experiencia en inversiones que tengamos.

Se puede comenzar por algo simple como realizar un depósito a plazo fijo, que es una inversión con casi nulo riesgo, en la que de antemano ya sabemos cuándo y cuánto nos van a pagar el interes y el capital.

Luego cuando ya tengamos más experiencia, podemos pensar en invertir en moneda extranjera, fondos comunes de inversión o comprar bonos, como algunas de las opciones más comunes.

Siempre es recomendable leer, capacitarse y asesorarse para evitar riesgos innecesarios. 

¿y cómo están tus finanzas personales?

 

 

Si querés más información sobre este tema, suscribite para recibir novedades o contactanos!

[yikes-mailchimp form=”1″]

 

 

 

Un comentario en “Finanzas personales: cómo tomar el control de tu economía

  1. Pingback: Tarjeta o CASH: con qué método conviene pagar - ABC EMPRENDEDOR

Comentarios cerrados.